Translate

sábado, mayo 23, 2015

Un encuentro con tu futilidad.

                                                          Un encuentro con tu futilidad.
Seis de la mañana de un día cálido no muy caluroso. Estoy en el Caribe exactamente en la ciudad de Orotina en Costa rica y como estoy en el campo y la ciudad, aprovecho esta coyuntura para una caminata diaria tempranera de 30 minutos, aspirando oxigeno puro. Fue allí donde no sé porque especiales razones me vino a la mente la "futilidad" del ser, que en una cruda definición la califican como "ve cercana la muerte y comprende la levedad de los bienes terrenales".
El impacto fue tan grande en mi alegre y mañanero caminar que con mis animosos 80 años encima no quise perder la oportunidad en la tranquila soledad de mi caminata, de plantearme algunos hechos ciertos que estaban pasando y otros que con toda seguridad pasarían.  Lógicamente el egoísta empezó con " y si yo me muero" y les soy sincero que me golpeo, pensé tanto que no lo puedo escribir........mi esposa de 56 años de matrimonio, mis bienes, etc.........pues nada, me entierran,  alguien con seguridad me llorara pero al mes casi ya ni se acuerdan y lo peor es que tiene que ser así, la vida sigue, " ya vivió bastante y fue muy feliz, que en paz descanse........eso no me gusto nada.
Entonces porque tanta preocupación por los compromisos del día, tus mini problemas personales,  la crisis que está afectando a todo el mundo, los "desocupados", el calentamiento global, los fallecidos y sin viviendas ni comida por los últimos terremotos, el brutal capitalismo o el engaño del socialismo, los migrantes abandonados en el mediterráneo, la falta de agua en el mundo y etc. etc. y etc.. si de todos maneras y lo peor sin saber cuándo, de todas maneras te vas de este lindo o espantoso mundo.

A mí me quedo la enseñanza de lo bueno de hacer ese "alto", que viene a ser como una catarsis y que definitivamente te hace poner los pies en el suelo y dejarte de tantos lloriqueos y lamentos y muchas veces temores que no te hacen más que perder esos momentos en compañía de lo que más quieres en esta tierra robándote la tan buscada felicidad, razón por la cual y lo escribo para compartirlo con Uds. que estoy seguro que les servirá de mucho, como a mí me sucedio.

No hay comentarios.: