Translate

lunes, enero 21, 2013

Obama, las armas y lo que no ha dicho.


Cuando un dirigente se dirige a su país  está obligado a decir lo que ejecuta y  obligado además a detallar el problema en su esencia, porque si no lo hace está mal informando a su pueblo.

Es el caso en USA de los menores colegiales asesinados, en donde el presidente Obama aparece en estos días por todos los medios anunciando una prohibición de ciertas armas o poner guardas armados en las escuelas, proyecto de ley que enviará a los legisladores para su aprobación.
Pero el daño en más profundo en sus causas y lo omite el presidente, sin maldad ninguna en sus alocuciones.  Sí, porque reside en la familia y la disgregación en que se encuentra, los hijos dejan de ser parte de ese tan importante núcleo y a los 17 años solo conservan el apellido y muchos a mucha millas de distancia, mas ahora cuando la crisis económica golpea a ese país y al mundo entero, amén  de las drogas. Y lo simple de este “crack” familiar es que no necesita legislarse, basta que lo enuncie el Presidente en sus causas y proponga a sus escuchas, hombres y mujeres,  para que en sus “países” que son su “familia”, empiecen a predicar el amor, el ejemplo , las sanas y las buenas costumbres, la unión etc.. Sé que es tarea de muchos años y otros la seguirán estoy seguro, pero alguien  debe empezar, porque los actuales “asesinos” pueden ser también víctimas de ese desgarro familiar.

Sr. Obama a Ud. no debe costarle mucho, Ud. es un excelente comunicador, tiene una muy unida y linda familia, pero repito no basta predicar con el ejemplo, tiene que suplicarlo si fuera necesario ya que ese llamado con el “micrófono mundial”  que Ud. dispone, alcanza a otros países con el bien que eso significaría. Repito, el verdadero mal nadie lo ha enunciado porque no es un mensaje popular y sujeto a controversias; es su oportunidad Sr. Presidente y esto no es una crítica, se lo dice alguien que está totalmente convencido donde nace el problema, asegurándole que Ud. pasara a la historia por ser el primer mandatario que sin temores a la crítica conduce,  guía y aconseja a sus ciudadanos.

Gracias por tu feliz idea Quique hijo, concuerdo contigo y ya se lo dije al presidente.

No hay comentarios.: